Casado durante 20 años, descubre que siempre fue estéril y que sus 3 hijos son de otro

Richard Mason y Kate Mason llevaban 20 años casados, cuando tras un enfriamiento en su relación y una serie de problemas maritales y familiares, decidieron divorciarse.

Con 3 niños de por medio, la ruptura le supuso un gran dolor, pero nada similar a lo que descubrió diez años después de su divorcio.

Tras hacerse un examen médico y recibir el diagnóstico como un balde de hielo, que no le permitió articular palabra.

Los médicos le informaron que padecía de fibrosis quística, una enfermedad que en el 99% de los casos, entre otros efectos ocasiona el no poder tener hijos de manera natural.
LihatTutupKomentar